Skip to content

Sarna en conejos

conejo

Los conejos son animales resistentes a las enfermedades la mayor parte del tiempo, especialmente si viven en casas o apartamentos, aunque esto no implica que sean inmunes a las enfermedades. Esto puede suceder si el cuidado que se le da al conejo no es óptimo.

El conejo es un animal silencioso y discreto, por lo que detectar cualquier dolencia es a menudo difícil. Por naturaleza, estos pequeños mamíferos tienden a ocultar las molestias que sienten para no ser débiles frente a posibles depredadores y, por supuesto, este comportamiento se mantiene incluso si se encuentran en la seguridad de su hogar.

La sarna es una infección que puede convertirse en una epidemia si no se detecta a tiempo, por lo que en queremos hablar de la sarna en conejos, sus síntomas y su tratamiento, para que aprendas a reconocerla rápidamente y la mejor manera de combatirla.

¿La sarna es una enfermedad común en los conejos?

Si se encuentran en climas fríos, no es común que los conejos la padezcan. Sin embargo, puede ocurrir en granjas o en animales salvajes, originados en madrigueras y en condiciones higiénicas deficientes. Por otro lado, en climas más templados y húmedos, es una enfermedad muy común, que a veces puede tener consecuencias, no sólo para otros conejos, sino también para los perros y gatos que se encuentran alrededor del animal enfermo.

La sarna puede afectar a conejos de cualquier edad, y en muchas ocasiones el animal es muy hábil ocultando los síntomas de su malestar, por lo que es necesario estar atento a los cambios de comportamiento, ya que la sarna puede llevar a un conejo a la muerte en tan sólo unas semanas.

¿Cómo se contagia la sarna en los conejos?

Por lo general, la propagación ocurre de un conejo infectado a otro. Inicialmente el conejo lo contrae gracias a unos ácaros, y el contacto con otros de la misma especie propicia la propagación de los parásitos.

Las ninfas y larvas del ácaro se alojan en la piel, desde donde saltan de un conejo a otro. Los ácaros machos viven en la superficie, mientras que las hembras abren surcos en la dermis, donde podrán poner sus huevos y donde crecerán las larvas. Cada ácaro puede vivir hasta tres semanas.

El contacto directo con un conejo infectado no es la única forma de contagio, también puede ocurrir con parásitos que son transportados por el viento, por un ambiente infectado con ácaros (los diferentes tipos de este parásito son apenas visibles al ojo humano), e incluso por contacto con un humano que ha estado en una colonia o granja de conejos donde hay sarna.

Síntomas de sarna en conejos

Aunque los conejos son animales discretos, un cambio en el comportamiento puede revelar fácilmente que algo está mal con la salud del animal. La falta de apetito, un cambio negativo en la apariencia del pelaje o el deseo de ser aislado indican la aparición de una posible enfermedad en su conejo.

Sin embargo, cuando se trata de la sarna, los síntomas específicos dependerán del tipo de sarna que su animal haya contraído, que están determinados por los diferentes parásitos que desencadenan la enfermedad:

Sarna Sarcópica

Es producido por los sarcófagos del ácaro Scabei. Los síntomas son:

  • Costras blancas en ojos, orejas, dedos, boca y orejas
  • Olor fétido en las áreas afectadas
  • Picazón, que hace que el conejo se rasque
  • Pérdida de cabello
  • Grietas en la piel, que pueden causar sangrado

Sarna psoróptica o auricular

Afecta al pabellón de las orejas, donde se concentran las costras. Es posible apreciar el ácaro en la piel del animal, llamado Psoroptes. Regalos:

  • Inquietud
  • Comezón
  • Costras
  • La cera se acumula en los oídos
  • Mal olor
  • Puede provocar otitis
  • Puede extenderse hasta la parte externa del oído, causando pérdida de cabello y más comezón.

Sarna notoédrica

Es producido por Notoedres cali y afecta a la cabeza. Se observan los mismos síntomas que con la sarna sarcópica:

  • Costras
  • Mal olor
  • Pérdida de cabello
  • Comezón

Sarna dermodérmica

El Demodex cuniculi lo genera, atacando las capas más profundas de la piel, lo que trae como consecuencia:

  • Engrosamiento de la dermis
  • Lesiones en los oídos, cuello y cara
  • Pérdida de cabello

Sarna corióptica

El culpable es el ácaro Chorioptes cuniculi, que también afecta a las orejas pero con una intensidad más suave.

La picazón generada por estos diferentes tipos de sarna hace que el conejo rasque constantemente las zonas donde tiene costras, lo que provoca la aparición de otras infecciones.

Si se ignora la condición, las llagas pueden abrirse y empeorar, exudando pus y sangre, lo que, junto con el malestar general del conejo, puede causar anemia y posteriormente la muerte.

Diagnóstico y tratamiento de la sarna en conejos

La forma de diagnosticar de qué tipo de sarna padece tu conejo es llevarlo a un veterinario, quien raspará la piel para determinar el tipo de ácaro a través de una observación microscópica. Si la infección parasitaria se detecta a tiempo, el tratamiento de la sarna en los conejos es rápido y dura unas pocas semanas.

El tratamiento suele tener como principal fármaco la ivermectina, que se administra en inyecciones subcutáneas según el peso del animal. La mejoría comienza una semana después del inicio del tratamiento de la sarna. Su veterinario le recomendará el medicamento más adecuado en función del tipo de sarna y de la extensión de la enfermedad.

Evite a toda costa los tratamientos “tradicionales” o recomendados de boca en boca. Un ejemplo podría ser rociar al conejo con queroseno para matar a los ácaros, pero en este caso usted envenenará al animal, poniendo en peligro su vida. En cuanto a los posibles remedios caseros, es mejor confiar en las recomendaciones del especialista.

El tratamiento farmacológico debe ir acompañado de otros cuidados, para lo cual es necesario mantener las formas habituales de higiene para evitar la reinfección y preservar la salud del animal:

  • Proporcionar al conejo una buena alimentación que le permita ser fuerte, así como espacios ventilados y limpios.
  • Desinfecte alfombras, cojines, muebles y otros lugares donde se puedan alojar los ácaros.
  • Aplique champú al conejo contra los ácaros para eliminar el parásito de la piel.
  • Deseche adecuada y periódicamente las heces de las jaulas y otros espacios donde se encuentre el conejo.
  • Desinfecte y limpie a fondo la jaula y los diferentes objetos de su conejo.
  • Quitar los restos de pelo, también de su cepillo.
  • Mantenga los conejos afectados alejados de los sanos mientras se lleva a cabo la cura.

Con estos consejos no sólo podrá identificar y tratar la sarna de su conejo, sino también prevenirla.

Imagenes de sarna en conejos

conejo

conejo

Videos de sarna en conejos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *